PRESENTACIÓN

El género humano es por naturaleza simple y a la vez complejo: simple, por que es uno, ya que sin perder la exclusividad y las características personales e intransferibles que definen a cada uno de los individuos, todos compartimos un denominador común que nos hace pertenecer a la misma especie; complejo, porque en cada uno de nosotros confluyen un cúmulo de factores y circunstancias que se imbrican entre sí y nos distinguen de nuestros semejantes.

-----------

Es esta complejidad de la que te hablaba la que da explicación de las distintas y múltiples facetas que conforman y tejen el entramado de la vida humana. No se trata de un cúmulo de compartimentos estancos sin conexión alguna entre ellos - lo que haría del hombre un ser abocado a la esquizofrenia-, sino distintos ángulos de una misma realidad. Esta múltiple realidad ha dado lugar al término "interdisciplinar", tan utilizado en el ámbito docente actual.

 

A continuación te proponemos que observes una realidad, un cuadro, desde distintos puntos de vista. Verás que las obras de arte contienen mucha más información que la que se podría inscribir en los marcos de lo estético, lo plástico o lo artístico. Reducirlas a eso minimizaría su significado, sería como leer parcialmente una novela.

A través del cuadro "El retorno del hijo pródigo" de Rembrandt podrás penetrar en la dimensión ética, espiritual, artística, histórica, social del ser humano (y en todas aquéllas que lo que se te presenta a continuación te sugiera) y experimentar que el hombre-artista, el hombre-científico, el hombre-artesano, etc., es antes que nada hombre.

| Carmen Bonet: Profesora de História del Arte | Concha Gregori: Profesora de Tecnología e Informática | Actualizado mayo 2014 | Web master: www.campusvertical.es |